Desde la Plaza de la Vila de Gracia, en Barcelona.

La semana pasada yo me fui al médico, he tenido que hacer un examen de mama, cosas de mujer. Y salió algo, que no sé qué es. Comenté con mi padre, y el quedó todo preocupado.

Yo, ya hace algún tiempo, no miro más en google, yo espero. ¿Qué estoy aprendiendo con esto? Aprendiendo a no sufrir.

Hay un dicho “el dolor es inevitable, es sufrimiento es opcional”.

En el día del resultado, mi padre todo preocupado, llamándome, y yo tranquila: si es algo importante, haré algo, pero de momento, voy al médico. Al final, no era nada.

Y mi sugerencia para hoy: el sufrimiento, tu puedes elegir. ¿Quieres seguir sufriendo? Está en tu cabeza, en tus manos, como lidiar con las situaciones, y muchas veces las cosas ni suceden…

Todo esto que comparto aquí es parte de mi aprendizaje, con herramientas como inteligencia emocional, PNL, mindfulness que me ayudan a gestionar mejor mis emociones y a vivir más feliz.

Cuando sufrimos, es el universo indicándonos que hay algo nuevo naciendo, una oportunidad de transformación. No se trata de negar los sentimientos (el dolor, la tristeza…) y si de sentirlos, aceptarlos, tomar perspectiva y elegir otra y otra vez la vida que queremos.

¿Necesitas apoyo para manejar el sufrimiento en tu día a día? Me encantará acompañarte en tu viaje del autoconocimiento.

Gracias, besos, adiós.

Ingrid Vieira

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo en las redes sociales, seguro que puede ayudar a alguien más a ver que siempre hay otras maneras de mirar el mundo. 😉